« June 2009 | Main | August 2009 »

July 01, 2009

Ibiza & MJ

post.jpg

Volvíamos de Ses Salines, anochecía y estábamos muertos por los madrugadores aviones pero felices por la tarde en Sa Trinxa y la noche en blanco a rellenar como quisiésemos. Lo oímos y no nos entristecimos pero nos quedamos de piedra. Se murió Michael Jackson y con él no se nos fue nada pero nos vinieron mil recuerdos. Mi primer CD fue Bad, me lo compró mi padre en el Pryca nada más salir para estrenar nuestro primer lector de esos extraños discos con espejo. Me recuerdo estirado en el sofá con unos auriculares enormes escuchando mil veces esos gritos y esos ruidos que tan extraños y excitantes sonaban entonces. Dicen que le recordaremos por sus videoclips, yo era tan joven cuando salió Thriller que me pasé dos noches maldurmiendo por el miedo que me dieron esos zombies. Lo recordaré sobretodo por esas tardes de sofá alucinando con ritmos que venían de otra galaxia y letras que, aunque casi no entendía, me avanzaban una vida adulta que jamás imaginé se parecería a la que tanto me gusta llevar ahora. Lo recuerdo sonando en autobuses de nuestras excursiones del cole, discutiendo con mis amigos su mejor canción, en esa época donde aún no nos enamorábamos pero empezábamos a sospechar algo sobre el tema. El sexo (en compañía, claro) sonaba aún como algo lejanísimo pero sus canciones nos lo acercaban un poco. Michael era la libertad.
Sí, el personaje y los killer-media acabaron con el mito durante unos años, los tan odiosos bienpensantes puritanos que nunca fuman, nunca beben, nunca se drogan y seguramente nunca se corren se afanaron en criticarle por querer ser blanco en vez de negro, por llevar su cuerpo al límite para poder ser como él quería ser. Estos mismos que jamás se atreverían a criticar que una mujer que se siente hombre se someta a cien intervenciones para cambiar su sexo. Cambiar de sexo sí, pero de color no. Paradojas del pensamiento políticamente correcto, o paradojas de los tontos sin más.
Pero vamos, estos mediocres que se lo cargaron pasarán y Dirty Diana la recordaremos siempre.
Como digo, nos quedamos de piedra más por lo que recordamos que por el hecho en sí. Venimos de mundos distintos, yo nací cuando se murió Franco y ella casi una década después cuando se moría el comunismo, yo vengo del calor y ella del frío, y a los dos nos unió su muerte un poquito más, igual que su música había unido al planeta antes.
Su voz ha sido nuestra banda sonora en estas vacacioncitas ibicencas. Y por eso han sido un poquito mejores.
...
Sí, ya lo sé, los paletos de siempre han aprobado esta tarde la ley de educación en Cataluña, ahora ya hay tres tipos de catalanes, los que pueden educar a sus hijos en su lengua materna, los que no y los que tenemos pasta para pagar una privada. Pero que les den, mis hijos no pasarán por sus manos, quizá nunca aprendan catalán (aunque si nacen en Cataluña serán bilingües) pero hablarán inglés, fráncés, quizá ruso. Y sabrán tararear Billy Jean.

Posted by antonio at 03:35 PM | Comments (0)