« From CERN with Love | Main | El Ladrón en la Casa Vacía »

March 11, 2009

Cinco años

Sin florituras ni alardes.
Este blog no olvida que hace cinco años mataron a muchos de los nuestros por el mero hecho de madrugar para subirse en un tren hacia el trabajo.
Este blog no olvida lo que dijo hace ya muchos años y renueva hoy: sabemos por qué lo hicieron y para qué. Pero no sabemos quién lo hizo. Y si fuésemos un país normal y no cincuenta millones de cobardes que van a la suya no pasaría un domingo sin montar las que montamos cuando morían iraquíes y jamás montamos porque murieron españoles.
Como a mí nadie puede acusarme de conspirador ni de moverme por intereses oscuros, y en mi blog yo escribo lo que me sale de las pelotas lo volveré a decir, no porque alguien escuche, si no para recordarlo cuando me relea en unos años:

Nos asesinaron, mataron nuestra democracia. No fue Bin Laden, no fue Al Quaeda. En mi opinión fueron los servicios secretos de nuestros enemigos de entonces (aquéllos que nos conquistaban pedruscos), con la ayuda de algunos de dentro y la complicidad de muchos que no solo callaron sino que quisieron callarnos a los que pedíamos la verdad llamándonos paranoicos.
Los asesinos y sus cómplices siguen libres, riéndose de nosotros, de nuestra cobardía y de nuestra triste democracia.

Algunos seguiremos creyendo que algún día se sabrá la verdad y quizá eso explique porque hoy tantos en el Poder se niegan a asistir a los homenajes.

Hace cinco años. Cinco años en los que cualquier ciudadano inteligente se avergonzaría de ser español.

Hoy soy un poquito más ginebrino.

Posted by antonio at March 11, 2009 07:29 PM

Comments