« November 2006 | Main | June 2007 »

February 10, 2007

Eutanasia

Hace ya muchos meses que hablé en GinebraConHelio de la eutanasia. Término horroroso sustitutivo del mucho más romántico, y real, suicidio. Si uno se harta de vivir, y prefiere la muerte quizá decida matarse, y yo no soy nadie para criticarlo.
Está feo citarse a uno mismo, pero también hace algunos meses mientras el bueno de Rajoy apoyaba el proceso de paz con ETA yo afirmaba que quien te la ha metido diez veces te la va a intentar meter once, diga lo que diga, porque vive de eso, y porque lo que le mola, es metértela.
Y nos la metieron. En Barajas. Y volvimos a poner el culo.
Que me perdonen los que me quieren por los términos, pero es que es así. Cuando las cosas están tan claras es inmoral poner paños calientes. A demócrata no me gana nadie, pero por encima de la democracia está la libertad. Y cuando un gobierno democrático se pone a usar mi voto para subastar mi libertad me enciendo y honéstamente me pregunto para qué me sirve votar si a otros que no votan, sino que matan, les hacen mucho más caso mis gobernantes. Si resulta que las ideas fascistas avanzan gracias al crimen mientras que mis ideas liberales retroceden gracias a que yo me empeño en hacerlas prosperar únicamente por mi voto y mi palabra, resignándome a que de facto no lleven a ningún sitio.
Que empiecen los demagogos cuando quieran a criticar mi postura y a llamarme fascista dictatorial por dudar de la democracia, soy más inteligente que ellos y no me dan miedo. La democracia es el mejor sistema posible, pero tiene fallos, tiene puntos débiles, y sólo si algunos los tenemos en cuenta, somos conscientes de ellos, lograremos evitar que, como pasó en los años trenta, se nos cuelen por ahí los liberticidas. Porque la democracia lleva a situaciones horrorosas, situaciones en las que un miserable asesino, un tío que se cargó a varias niñas porque sí, se atreva a poner en jaque a un gobierno que aunque yo no voté legitimé con mi voto. Cuando este mismo asesino, o sus secuaces, lo mismo da, nos chantajearon con matar a Miguel Ángel Blanco si no les hacíamos caso, nos unimos todos y lloramos juntos su muerte porque sabíamos que si cedíamos estábamos perdidos.
Y murió.
Y lloramos. Y luchamos.
Y por poco ganamos.

Ahora éste mismo hijo de puta decide matarse a sí mismo, y ahora algunos de los que están ahí gracias a mi voto, deciden que su vida es más importante que mi libertad, y luchan por salvarla.

Mi vida no es más importante que mi libertad.

Mucho menos lo es la suya. Si de Juana se quiere morir,
que se muera.
Por mucho menos dejamos morir a Miguel Ángel.
Mientras no resucite éste, que nadie cuide de aquél.

Posted by antonio at 12:37 AM | Comments (0)