« Los 30 con humor | Main | Conversaciones con mi padre »

November 02, 2006

Libertad

Grande. Enorme fue lo que hicimos anoche. Unos con el curro del día a día y otros a poyando como malamente podemos.
Cómo me gustaría estar en el Parlament el día que Albert Rivera se levante y empiece a hablar en catalán y en castellano. Cómo me gustaría ver la cara de rabia, de miedo, de odio, de los fascistas que llevan 30 años considerando de segunda a los catalanes como yo.
Cómo me gustaría pasearme hoy por los diferentes periódicos, radios, teles de Barcelona y ver la mueca en la cara de cada editor, cada locutor, cada presentador cuando diga Ciutadans: 3 escaños.
¿Ciutadans?
¿Y quiénes son esos? se preguntarán los que, empecinados en morir idiotas, sólo leen, escuchan o ven los medios de su entorno.
Cómo me gustaría pasearme hoy por la cateta (hoy un poquito menos) Barcelona estatutaria y ver la sorpresa de los de siempre, ante el parásito, el virus, que se les ha colado en su pesebre.
Porque tras ser ignorados, insultados, agredidos, hemos metido el pie. Y ahora nos van a tener que escuchar por pelotas.
Y nos van a escuchar como catalanes: en catalán y en castellano.

Qué grande, y qué alegría.
Como ya he leído hoy en algún sitio: nos han estado echando al mar durante tres décadas y ayer empezamos a aparecer los cadáveres en la playa...jóvenes, desnudos y con las cosas claras, mucho más inteligentes que ellos, mucho más libres, cadáveres que tras conseguir la mayor proeza electoral de nuestra democracia, no lo celebran gritando consignas fascistas como visca catalunya lliure, sino que sencillamente gritan: libertad.

Libertad!

Posted by antonio at November 2, 2006 01:07 PM

Comments