« Jet Lag | Main | Los europeístas votaremos NO »

January 07, 2005

Libertad!

Uno llega realmente a hartarse. Los malvados, los ignorantes y los acomplejados habituales de nuevo aunando fuerzas para clavarnos la insidia donde más nos duele a los amantes de la libertad. De nuevo unos matando, otros pidiendo y unos cuantos mirando con ojos bobalicones diciendo "tampoco hay para tanto". De nuevo la gente que lo único que deseamos es vivir en paz, basándonos en lo que nos une y no en lo que nos diferencia, tenemos que ver como nos insultan, amenazan y acallan.
Soy español, progresista y liberal. Amo a España, no por su historia ni por su lengua ni por sus gentes como dicen los cursis, la amo por lo que me da: un suelo sólido y firme en el que vivir mis libertades. Mi libertad de pensar, de votar, de viajar, de soñar. Un suelo lleno de heridas cicatrizadas en las que, por fin, hace 26 años se alzó una casa en la que cabemos todos: La Constitución. Una casa en la que, como en todas las sociedades libres, todos estamos algo incómodos precisamente para que todos podamos entrar.
Ahora, con más fuerza que nunca, los totalitarios, los que visto que no consiguen que el resto se arrodille a su ambición, los que quieren toda la casa para ellos, los que no saben que democracia significa también renuncia, quieren destruir ese suelo para erigir su paraíso nazionalista (sí, con z) en la parcela que ellos han podido manipular a su gusto durante tantos años de generosidad inocente de todos hacia sus egoístas pretensiones.
Pues no. Hasta aquí.
A los que atacan: barreras, a los que traicionan: la espalda, a los crímenes: la ley, y sobretodo a las víctimas: justicia.
Se acabó el pedir permiso para declarar el amor a la España constitucional, ni Franco ni guerra civil ni derechos históricos ni leches, yo sólo he vivido en democracia gracias a una constitución que ahora unos fascistas quieren despedazar para robarme mi libertad. Pues esta vez no van a lograrlo, porque somos más, muchos más. Y ante su vileza, sus ansias de poder, su fascismo disfrazado de nacionalismo y sus matones con pistola tenemos esta vez un escudo enorme que se llama Constitución Española.
Por los muertos, por los exiliados y por nuestra libertad: todos somos socialistas, todos somos populares, todos somos comunistas, todos somos españoles.

Posted by antonio at January 7, 2005 05:11 PM

Comments